Titulares
Leyendas des Rock 2017 (Julio 17, 2017 11:03 am)
Los Rebeldes (Junio 11, 2017 5:17 pm)
Vuelve la leyenda (Mayo 7, 2017 10:06 am)
Richard Avedon (Abril 8, 2017 12:12 pm)
Nobel Dylan The times they are changing (Noviembre 11, 2016 5:37 pm)
Therapy (Noviembre 11, 2016 5:34 pm)
48 horas y una Luna Llena (Noviembre 11, 2016 5:28 pm)

Roldán Rodríguez. Motor en las venas

07/06/2016
Comments off
2.632 Views

Por Tony Pola

Roldán Rodríguez, vallisoletano nacido en 1984, lleva el motor en sus venas. Desde pequeño soñaba con emular a pilotos como Senna, pero también se fijaba en españoles como Alonso o María de Villota. Tras acumular años de experiencia en categorías como la Fórmula 3, la Fórmula 3.000 o GP2, conoció el exclusivo mundo de la Fórmula 1 de primera mano, siendo piloto probador. Tras conocer las alegrías y exigencias de esta dura competición, competirá este año para el magnífico equipo BMW Team Teo Martín en el Campeonato GT Open International.

Roldán, uno de los pocos españoles que ha vivido en primera persona la Fórmula 1, nos habla, entre otras cosas, del mundo del karting infantil, de Alonso, de la familia Villota y nos confiesa si el actual formato de la competición le resulta atractivo.

– ¿De dónde le viene esta pasión por el motor?

– Yo ya nací con esta ‘enfermedad incurable’, pese a que en mi familia nunca había corrido nadie; simplemente a algunos les gustaban los coches. A mí el mundo del motor era lo que más me gustaba y ya desde pequeño me sabía todos los modelos de coche, quería ir a los karts…

– ¿Quién era su ídolo y a qué piloto admira actualmente?

– Cuando estaba empezando, tuve la suerte de conocer en karting a Fernando Alonso, que por entonces ya era un fenómeno. También me fijaba, como es normal, en Schumacher, que siempre ganaba, y en Ayrton Senna, del cual he visto todos sus vídeos. Más tarde Alonso fue mi referente por lo que ha hecho y por lo buen piloto que es.

– Hay deportes, como el tenis profesional o el automovilismo, que exigen una gran inversión, fundamentalmente por los desplazamientos o el coste de los propios vehículos. ¿Es más difícil para un deportista con menos recursos llegar lejos en ciertos deportes?

– Sí, es realmente complicado. Personalmente tuve mucha suerte de tener pequeños patrocinadores y apoyo del Ayuntamiento de mi ciudad, Valladolid. Solo comprarte un kart es toda una inversión. Es algo parecido a los esquiadores, todo su equipo, efectivamente, supone un desembolso superior al de, por ejemplo, comprar una pelota o unas botas de fútbol.

– Conoce el mundo del motor desde pequeño. ¿Existe en los kartings o en las competiciones infantiles mucha presión hacia los chavales, como puede suceder en deportes como el fútbol?

– Es un mundo, seguramente, algo más sano. Hay padres que transmiten su afición y a veces les presionan, pero también, como fue mi caso, hay niños que simplemente transmiten su pasión a la familia y ésta intenta que se sientan felices. Yo he visto alguna vez cómo los padres sí presionan, pero es un fenómeno menos extendido que en otros deportes. El mundo del motor requiere mucho esfuerzo y seguramente esto influye en que no se den más casos.

– Siempre recuerda que la primera vez que conoce un circuito de carreras ‘grande’ es el Circuito Madrileño del Jarama, y que a los mandos del coche de calle iba su amiga María de Villota. ¿Qué sintió al subirse y qué recuerdos tiene de María?

– Conozco mucho a la familia Villota y he estado incluso trabajando como monitor con ellos. La primera vez que entré en un circuito grande fue en un curso de la escuela de su familia. Me dejó impresionado la sensación de velocidad y me decía que algún día quería correr igual de rápido que ella. Estaba alucinando y después tuve la suerte de conocerla e incluso coincidimos, creo recordar que en Fórmula 3, ya los dos como profesionales. La relación con su familia siempre ha sido muy buena.

Roldan_01

– Casos como el de María, tristemente, nos recuerdan que en el automovilismo os estáis jugando la vida diariamente…

-Pues sí, es algo que pienso a veces. Lo de María fue un infortunio terrible y yo he tenido mucha suerte. He corrido riesgos y he salido bien parado de accidentes en lugares como Mónaco o Macau. Hay circuitos mejor preparados o más seguros que otros y, seguramente cuando estás ahí, con lluvia y luchando por mejorar no lo piensas; pero después sí reflexionas sobre los riesgos que corremos los pilotos.

– Ha disputado la GP2, antesala de la Fórmula Uno, ¿Qué recuerda de esta competición y cuál fue su mejor momento?

– Lo recuerdo con una sonrisa. Yo estaba en un nivel alto y vivía en una burbuja, súper concentrado. Luego es un mundo en el que no solo cuenta conducir. Hay que saber moverse en ese terreno exclusivo.

– ¿Cómo valora la organización de la F1? ¿Con las reglas actuales, lo considera un deporte atractivo para el espectador?

– Creo que sí están haciendo muchos esfuerzos por mejorar este deporte y no es fácil. No se pueden comparar los adelantamientos, por ejemplo, con las motos. A nivel general sí tiene un tono divertido, pese a lo que dicen algunos. Hay ligeros aspectos a mejorar, claro, pero salvo alguna carrera que puede tener menos adelantamientos, en general disfruto mucho como espectador.

– En España tenemos grandes pilotos ¿Cree que la gente no valora el mérito de gente como Alonso?

– Yo creo que a Fernando se le quiere mucho, pero quizás su carácter más introvertido o tímido influye en la percepción que algunos tienen de él. Hay ciertos sectores entre los que no cae bien, pero sí se le valora. Es un referente máximo, que ha hecho mucho por este deporte y por la afición. Con él se consiguió que España estuviera pendiente de la Fórmula Uno. Hasta en las peluquerías se hablaba de motor, algo impensable antes de Fernando.

– Actualmente compite en el Campeonato GT Open International, ¿En qué consiste? ¿Cambian muchos los mandos y características de los vehículos dependiendo de la competición?

– Es un campeonato a nivel europeo, que cuenta con una prueba en España. Está cogiendo cada vez más nivel y es muy interesante; voy sintiéndome cada vez mejor. En cuanto a la conducción, hay que tener en cuenta que un monoplaza no se puede comparar a un vehículo de calle. Son vehículos con ruedas, pero con características muy diferentes. Se necesita una adaptación a cada coche de competición, obviamente, para sacar lo máximo de cada uno.

DESCÁRGATE LA REVISTA COMPLETA

Banner Descarga 02

Comments are closed.