Titulares
Leyendas des Rock 2017 (julio 17, 2017 11:03 am)
Los Rebeldes (junio 11, 2017 5:17 pm)
Vuelve la leyenda (mayo 7, 2017 10:06 am)
Richard Avedon (abril 8, 2017 12:12 pm)
Nobel Dylan The times they are changing (noviembre 11, 2016 5:37 pm)
Therapy (noviembre 11, 2016 5:34 pm)
48 horas y una Luna Llena (noviembre 11, 2016 5:28 pm)

La bruja. El mejor truco que inventó el diablo…

07/06/2016
Comments off
884 Views

Por Josué Inglés

“El mejor truco que inventó el diablo fue convencer al mundo de que no existía”.

Eso decía, parafraseando a Baudelarie, el tullido de Verbal, interpretado magistralmente por Kevin Space, en uno de los mejores thrillers de los 90, ‘Sospechosos habituales’.

Tanto si crees como si no crees en el diablo, no tiene mucha importancia, porque ninguna de ambas posturas influye en el coeficiente de realidad de su maligna existencia. De hecho, como reza su mejor truco, él prefiere que vivas inmerso en la Matrix, quizás poniendo el foco en lo que hace la hija de Kiko Matamoros en la casa de Gran Hermano, en vez de en las miserias del sistema, alentadas por las oscuras élites del poder.

Lo primero que me llamó la atención cuando vi ‘La Bruja’, en la ceremonia de apertura del festival de Sitges (acudía ya con un galardón debajo del brazo a mejor dirección en Sundance), fue la juventud de su director, Robert Eggers, que disimulaba con una espesa barba hipster y cierto look de cantante folk. Me pregunté: “¿cómo un primerizo que proviene de la dirección artística y de rodar algunos cortos, puede dominar el oficio de cineasta con tal destreza en su primer largo? y sobre todo ¿cómo estará tan versado este muchacho en la idiosincrasia de las adoradoras del diablo?”.

Quizás haya leído el Maellus Malleficarum, me dije, cuya traducción es algo así como “El azote de las brujas”. Para quien no lo sepa, dicha obra, escrita por dos monjes dominicos al final del siglo XV, fue durante tres siglos el más importante manual de occidente sobre brujas, magia negra y ocultismo. Su publicación se hizo efectiva con la intención de guiar a los “Van Helsing” de la época en la lucha contra estas viejecitas con verrugas en la nariz y sombrero picudo, que viven en cuevas y sacrifican niños recién nacidos a Lucifer.

Y así arranca la película: una familia de pioneros americanos del Siglo XVII, con una fe cristiana hipertrofiada por la superstición, el dogma y la culpa, abandonan la colonia y se van a vivir a un granja solitaria, en la entrada de un bosque sombrío, donde cuentan que vive una bruja. En un descuido, el pequeño recién nacido, desaparece… ¿Habrá sido un lobo? ¿habrá sido la bruja? Lo único cierto es que empiezan a ocurrir cosas extrañas.

Lo segundo que me llamó la atención fue la voz impresionante (en versión original), del actor Ralph Ineson, el padre de familia. Esa voz no es de este mundo.

Y lo tercero, pero no menos importante, fueron las interpretaciones del elenco actoral, personalmente la del hijo mayor, Caleb, (Harvey Scrimshaw) que en algunos momentos me dejó sin aliento. Especial mención también para la bella Thomasin (Anya Taylor Joy) que, por cierto, como pudimos comprobar en Sitges, habla un perfecto castellano con acento argentino (cosa de familia).

Si Egger dirige así a unos niños, qué no haría con Al Pacino.

Ante todo, una advertencia: quien desee ver una cinta de terror al uso, repleta de sustos, efectos especiales, filigranas de la cámara y golpes de sonido THX, que no se gaste el dinero. ‘La Bruja’ es una película densa, austera, lenta en su desarrollo, con una atmósfera tan pesada que a uno le gustaría salir a la calle a respirar de vez en cuando. Se trata de un terror psicológico, que se va tejiendo poco a poco en el interior del espectador… ¿Y no es ese el verdadero terror?

Por momentos, como reza una crítica del trailer, uno siente que no debería estar viendo lo que está viendo. El joven director y guionista, muestra en su obra el interior del abismo, el espectador lo mira directamente y entonces el abismo le devuelve la mirada. Una mirada perturbada y diabólica, que anida en la naturaleza del mundo.

La fotografía fría, con aires de cuadro flamenco desangelado, así como la dirección de arte, que cuida todos los detalles de la época, no hace más que ayudar en esta inmersión puritana en los infiernos. Curiosamente, la producción sólo costó lo que una película española del montón, tres milloncetes de euros.

La Bruja

El New York Times la compara con ‘La cinta blanca’ de Haneke, por el mal que subyace en ciertos ambientes rurales, pero a mí, me recuerda principalmente a ‘Anticristo’ de Lars Von Trier. ‘Anticristo’ es una película que tiene lugar en la actualidad, pero también hay un bosque, también hay paganismo y el director danés también te muestra el abismo de cara, y éste también te devuelve una mirada, una que ya no se olvida, como la de Charlotte Gainsbourg a la ventana, desde su cama, mientras hace el amor con su marido, Willem Dafoe.

La sensación que me llevé a casa con ambas películas fue la misma, como si alguien levantara la alfombra y vieras toda la mierda que hay debajo. No hay nada más terrorífico que cobrar conciencia que el verdadero mal duerme en nosotros. También el bien, no seamos tan pesimistas. Como dicen los indios americanos, tenemos dos lobos en cada alma, depende de uno mismo a cual de los dos alimenta.

Una cosa es ser optimista y otra ser ingenuo. El diablo siempre acaba cobrando sus deudas. Tanto es así que la malas lenguas afirman que la verdadera razón por la que La familia Manson acuchilló, en su casa de Los Angeles, a Sharon Tate, la mujer (embarazada) de Roman Polanski, hasta la atrocidad más espeluznante, fue porque el director había revelado secretos satanistas en su película ‘Rosemary´s Baby’ (‘La semilla del diablo’).

Lejos de amedrentarse, Polanski siguió sin cortarse un pelo, y años después, en ‘La novena puerta’ volvió con el tema y retrató al diablo como una bella francesa que sonríe a Johnny Depp y le invita a pasear en un descapotable rojo. Nada de cuernos y tridente. El diablo es una parisina de veinte años.

Y sabe como tentarte, a la hora debida en lugar adecuado, porque te conoce mejor que tu madre. Y si no que se lo digan al padre Karras (‘El exorcista’). Incluso al mismísimo hijo de Dios le ofreció todos los reinos de este mundo. Él no cayó. Pero sospecho que muchos son los que han firmado en su libro negro… ¿Falso?… ¿Cierto?

Si algo me han enseñado las crónicas de la conspiranoia es que la realidad supera con creces a la ficción. No voy a ser yo quien escuche al revés ‘Stairway to heaven’, tampoco le preguntaría al cineasta esotérico Jodorowsky qué ritual estaba practicando cuando ofició la boda de Marilyn Manson. Ni hace falta ver Cuarto Milenio para saber que los pactos con el diablo son más viejos que el mismísimo Fausto. Y si no que alguien me explique como su satánica majestad, Sir Mick Jagger, luce la melena que luce con 72 años. –¿Que champú usas Mick?–. Alto precio habrá tenido que pagar al maligno por ese espectacular volumen capilar.

Me asalta una duda ¿Se juntarán los Rolling Stones con Jimmy Page de los Led Zeppelin y los KISS una vez al año en alguna habitación secreta del Hotel California a beber sangre de vírgen?

La brujería parece una cosa de antaño, pero está de rabiosa actualidad, y no solo por la exitosa trayectoria que está teniendo ‘The Witch’ en la taquilla de medio planeta. Como dato curioso sepan que solo en Italia, existen a día de hoy más de ocho mil sectas satánicas, con unos seiscientos mil adeptos. De África mejor ni hablamos.

En cuanto a los puristas del rock, muchos dirán, que al diablo le debemos algunos de los mejores temas de la historia. Pero no es así, como diría el desaparecido humorista Bill Hicks, eso se lo debemos a las drogas.

Y hablando de drogas.

El mito de brujas que vuelan sobra palos de escoba surge de la práctica masturbatoria que llevaban acabo en los akelarres. Parece ser que untaban el extremo del mango con estramonio (un arbusto alucinógeno) y se frotaban los genitales. De ahí los delirios voladores y las cópulas con el señor oscuro.

Si quieren saber más, van a tener que ir a ver ‘La Bruja’.

DESCÁRGATE LA REVISTA COMPLETA

Banner Descarga 02

Comments are closed.