Titulares
Leyendas des Rock 2017 (Julio 17, 2017 11:03 am)
Los Rebeldes (Junio 11, 2017 5:17 pm)
Vuelve la leyenda (Mayo 7, 2017 10:06 am)
Richard Avedon (Abril 8, 2017 12:12 pm)
Nobel Dylan The times they are changing (Noviembre 11, 2016 5:37 pm)
Therapy (Noviembre 11, 2016 5:34 pm)
48 horas y una Luna Llena (Noviembre 11, 2016 5:28 pm)

Editorial: Europa, la vergüenza

01/05/2016
Comments off
440 Views

EDITORIAL

Cuando la humanidad se enfrenta a grandes retos es bastante habitual que aquellos que tienen el deber o la oportunidad de crear conciencia dirigiéndose al gran público recurran a frases o sentencias que grandes líderes dejaron para la posteridad. En nuestra editorial de presentación avisábamos que “Aptitude será siempre la revista que desde la redacción queremos que sea” y eso implica, siempre, una enorme dosis de responsabilidad. Y la responsabilidad, indefectiblemente, lleva pareja la dificultad. La incomodidad. Incluso, la vergüenza. Por ello, no podíamos seguir impasibles y mudos observando diariamente la muerte en de centenares de personas en las orillas del Mediterráneo y cómo Europa, ese ente que parece tan lejano en nuestras conversaciones diarias, pero que en realidad somos todos y cada uno de nosotros, niega sus propias raíces y principios fundacionales dándole la espalda a todo ese sufrimiento que ahora llama a nuestras puertas y, no lo duden, acabará por entrar hasta la cocina de una forma u otra. Más nos vale, de eso estamos seguros, invitarles a pasar y evitar que tiren la puerta abajo.

Hemos decidido ir a la luna en esta década y hacer las otras cosas no porque sean fáciles, sino porque son difíciles, porque ese objetivo servirá para organizar y medir lo mejor de nuestras capacidades (…) y porque es un reto que queremos conseguir” anunciaba John F. Kennedy en aquel histórico discurso en la Universidad de Rice el 12 de septiembre de 1962. Ha llegado el momento de que Europa, todos y cada uno de los 500 millones de personas que vivimos en la Unión y disfrutamos de sus derechos y sus libertades vayamos a esa luna metafórica que son, precisamente, las ideas mismas que forjaron su creación y que ahora están en jaque.

Nosotros, en Aptitude, hemos decidido dar el paso. Aportar nuestro espacio. Nuestras capacidades. Hemos decidido meternos de lleno en un terreno tan pantanoso como es la llamada crisis de los refugiados para protagonizar el tema central de nuestro primer número. Y lo hemos hecho no porque sea fácil, sino porque ha sido difícil. Ha sido complicado. Pero es algo que consideramos que debíamos de hacer y porque, aunque pueda sonar a romanticismo trasnochado, seguimos creyendo en la idea de aquella Europa que en los años 80 parecía caminar firme y decidida, de la mano de líderes mucho más comprometidos en la construcción de este espacio común, hacia un espacio común de libertades y de ilustración recogiendo lo mejor de cada uno de sus pueblos.

Y ahora que los cimientos de todo aquello se tambalean no por la presencia de centenares de miles de migrantes en nuestras fronteras exteriores sino por la mediocridad y falta de miras de nuestros líderes políticos, que prefieren sentarse a ver pasar el tiempo confiando que algo pasará en algún momento que lo solucionará todo, es el momento de dar un paso al frente.

Porque Europa, aquella zona geográfica que durante el siglo XX aprendió de la manera más dura y cruel posible que las guerras y los enfrentamientos no llevan a nada y que es la palabra, el diálogo, la aceptación de lo que nos hace diferentes y el trabajo por reforzar lo que nos une; lo que realmente nos convertirá en una sociedad ejemplar. Y aquello, finalizada la II Guerra Mundial, llevó a la creación, entre otras muchas cosas, de la ONU. Y con ella, llegó ACNUR. Y antes de todo eso, esa misma Europa vio el nacimiento de las primeras ONG (aunque en aquel momento, Henri Dunant no sabía que aquello era lo que estaba inventando). Y aprendió que los Convenios de Ginebra, redactados antes de las dos grandes guerras, no eran suficientes y los modificó y adaptó a la nueva realidad. Y muchas cosas más.

Y ahora, apenas medio siglo más tarde, con aquella generación todavía viva y capaz de contarnos a los más jóvenes los horrores que producirían caer de nuevo en los mismos errores, Europa le da la espalda a todo lo que fue capaz de construir a base de esfuerzo y, por supuesto, muchas renuncias. Un trabajo que no estuvo exento de discusiones, tiranteces y enfrentamientos ideológicos muy profundos. Pero una tarea que nunca, jamás, tuvo que vivir un sentimiento que ahora lo invade todo: la vergüenza.

DESCÁRGATE LA REVISTA COMPLETA

Banner_Descarga

Comments are closed.